La semana Gourmetology

Empezó agosto y a pesar del frío que se hace sentir, para mi ya estamos más cerca de la Primavera y eso es suficiente para que no me importe ni el viento, ni la lluvia, ni el granizo ni nada! Esta semana el menú se mantuvo simple, poco pretencioso, pero no por eso menos rico!! Asique acá va la semana Gourmetology para que se pongan a cocinar.

Lunes:

 
Arrolladitos light, menu olimpico

Para empezar la semana optamos por una opción liviana, después de haber pasado un sábado y domingo atornillados frente a la tele a puro Juego Olímpico y medialunas (desde ya que si esto último fuera un deporte olímpico directamente deberían darme el oro y cerrar todo). Elegimos unas lindas hojas de lechuga a las que rellenamos con palta, jamón, queso, tomate y cebolla colorada. Por encima una vinagreta simple de aceite de oliva y aceto balsámico. Para acompañar preparé los mealie bread (o pancitos de choclo) agregando panceta a la receta original.

Martes:


Chuletas de cerdo

Para la cena del martes elegimos unas ricas chuletas de cerdo a las que mariné unas horas con salsa de soja, miel, mostaza y jengibre molido. Las cocinamos sobre la plancha de hierro y las acompañamos con brócoli y calabaza hervida. A esta última la terminamos de marcar sobre la misma plancha donde cocinamos las chuletas y con la marinada del cerdo. ¡Riquísimo!

Miércoles:

 
Un clasico para los dias de lluvia

La lluvia no paraba de caer sobre la ciudad asique preparamos la cena con lo que había en la heladera. Por suerte, teniamos buenas provisiones! Una rica pizza con rúcula, champignones, queso azul y panceta. Un clásico que nunca falla.

Jueves:


Una sopa hecha con amor

El miércoles a la noche, después de ver no me acuerdo que película romántica en la tele, le dije a mi novio que necesitábamos más “romance” en nuestras vidas. No me puedo quejar, pero cuando ves cualquiera de estas películas románticas te dan ganas que te pongan pasacallaes, te reciban con flores y te llenen de grandes gestos románticos. En esta oportunidad no hubo ni pasacalles, ni flores pero si una rica sopa de coliflor, puerro, queso azul y un toque de curry polaco que nos trajo una amiga de viaje, con un gran corazón incluido!! En mi caso, nada más cierto que eso de “Panza llena corazón contento”. En cuanto a gestos románticos, no necesito nada más!

Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s