Beer Can Chicken

Estándar

Únicamente a un genio, luego de varios tragos, se le puede ocurrir sentar a un pollo sobre una lata de cerveza y hacerlo a la parrilla. Cuenta la leyenda que esta receta nació en Estados Unidos y se extendió rápidamente por México -donde se lo conoció como “pollo violado”– y de ahí al mundo. En mi caso lo probé hace unas semanas, recién llegada al verano inglés, donde me esperaba la parrilla prendida, un Pimms bien frío y una ola de calor que no se repetía desde el 2003.

Para preparar el pollo necesitamos una buena marinada. Para hacerla usamos ajo -mucho-, perejil picado, salsa Piri Piri (o un buen tabasco), orégano, pimentón dulce, jugo de limón, un buen chorro de aceite, sal y pimienta. Lo dejamos un par de horas para que tome sabor y cuando esté listo elegimos la cerveza. Como en Inglaterra siempre hay un utensilio de cocina para cada minúscula necesidad del cocinero, encontramos este soporte para la lata de cerveza, que además sostiene al pollo durante la cocción. Atentos a que la lata que tengan entre en el cilindro, en caso contrario, como nos pasó a nosotros, simplemente llenen una lata que SI entre con la cerveza elegida. Si no tienen este monísimo soporte, simplemente sientan al pollo sobre la lata con un poco de equilibrio, y listo.

Vení, sentate Despacito

Beer Can Chicken, tu parrilla no va a volver a ser la misma

Para cocinarlo utilizamos los dos lados de la parrilla de carbón. Primero prendemos todo el fuego, con la parrilla bien caliente apagamos uno de los lados, que es donde vamos a cocinar el pollo. Para un pollo mediano como el de la foto se necesita alrededor de una hora. Abran una cerveza y siéntense cerca del fuego para ir girando el pollo cada 10 minutos para que tenga una cocción pareja.

Sobre la parrilla Acompañamos con verduras horneadasOla de calor y el pollo está listo¿Te tentó? ¡Entonces está listo!

Al  final de la cocción la cerveza se evaporó por completo humedeciendo al pollo por dentro, dándole sabor y dejándolo tierno como nunca lo probaste. Nos quedamos con ganas de probar la misma receta con pato y una lata de Fanta. ¿Algún valiente que se anime?

Luego de una ausencia por demás prolongada, volvimos. ¡Y con más hambre que nunca! En breve más recetas de nuestra gira por el verano inglés y un viaje relámpago a Barcelona.

Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s